20 ene. 2006

Carta abierta a Carballal


Manuel, ante todo decirte que dentro de este mundillo eres de los pocos que llegan a caerme simpáticos y hay algo que quizás en mi interior no te perdone. Creo que nacistes para ser un gran investigador de fenómenos conocidos como "paranormales" pero..(esos malditos peros) parece que inclinastes la balanza del razocinio y la lógica científica hacia la cara del universo de la parapsicología.
Una vez me dijistes en la lista de Yahoo (ya sabes..) que eres un negador de tantísimos fenómenos magufos que hasta parecías un escéptico real. La sorpresa me la llevé cuando vi por donde moras, es decir, por páginas de ocultismo. Por ejemplo www.mundomisterioso.com, de la que fuistes director..por varios enlaces donde atacas duramente el escepticismo en general. Y hete aquí la pregunta: Manuel ¿Como por un lado puedes afirmar que eres un "escéptico natural" que derribas el argumento ET de los OVNIS y por otro diriges una página web de parapsicología donde se informa de abducciones, robos alienígenas de agua terrestre, avistamientos de aparatos tripulados?
Es lo que no llego a entender, seguro que por mi "ceguera escéptica" y "negador oficial". Pero si yo creo y defiendo firmemente algo no cometería el tremendo error de jugar a dos bandos.
Tambien, en otra ocasión que reprochaba tu presencia en esa web me dijistes textualmente: "eso es democracia y diversidad de opiniones" . Pero a ver..yo no formaría parte de una sociedad nazi para justificar esa diversidad de opiniones. Sencillamente no formaría parte. Además lucharía contra ella.
A pesar de todo te estimo. No sé por qué. Quizás porque reconozca tu esfuerzo por intentar buscar y encontrar una verdad, que como Santo Grial todos deseamos poseer.

3 comentarios:

A las martes, 24 enero, 2006 , Anonymous Jose Anguita ha dicho...

Pues mira, amigo, yo sentía simpatias por Manuel Carballal hasta que me contaron que había robado no se cuántas notas de otros sitios para armar uno propio llamado FRAUDES PARANORMALES. Al comprobarlo, me comuniqué con los damnificados para notificarles del hecho y he aquí lo que me respondieron: que se les río en la cara. A unos les repuso un argumento de lo más cínico: "Demuestrame que esa página es mía", dijo el mamarracho. Todo el mundo sabe que la dirección postal que figura ahí y que los boletines que se alojan ahí, El ojo critico, son de Carballal. En resumen, el tío es un sinverguenza que ni bajo un soplete a 1000 °C se le cae la cara de piedra. ¿Que confianza te puede merecer un sujeto que actúa de esa manera? Pues ninguna.

 
A las martes, 24 enero, 2006 , Blogger Pedro ha dicho...

Desconocía, en serio, esa anécdota.
Supongo que lo negará con infinidad de enlaces que digan todo lo contrario.
De todas maneras no confío en ningún "hinvestigador paranormal".
Salu2

 
A las lunes, 04 septiembre, 2006 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Nadie que no sepa las tristes circunstancias de su infancia y su juventud, entenderá jamás la tormenta interior de Manuel Carballal. Quizás el debería sincerarse y hacer un día un artículo a pecho descubierto sobre quien es él en realidad.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal