16 ene. 2006

La Iglesia y Franco


"El Caudillo es como la encarnación de la patria y tiene el poder recibido por Dios para gobernarnos..." (del Catecismo patriótico español, publicado en Salamanca en 1939)
Parece mentira que una institución, la Iglesia Católica española esté detrás de uno de los episodios más sangrientos de la historia contemporánea de este país. Y no hablo del pasado, de la Edad Media, donde también demostró su gran amor a la humanidad mediante la Inquisición, sino de este siglo pasado que dejamos atrás hace 6 años.
Aunque este blog de momento no pretende ser político, sí quiero hacer esto puntualmente como crítica a la Iglesia como organización supuestamente basada en creencias para mí absurdas, de fe.
Francisco Franco, ese dictador sanguinario y feroz que dominó España durante casi 40 años tuvo como mejor aliada nada menos que a la "Santísima Madre Iglesia", como fiel perro del asesino dueño. Y no me invento nada.
La Iglesia temía una confiscación de tierras como ocurriera un siglo atrás para ser repartida entre los pobres. Aquí empezó su movilización contra la República y su apoyo al fascismo; y aquí se ve la fe de aquellos que creen en un Cristo pobre y justo en favor del débil y marginado. Y se ve porque siempre, en realidad, se fué al lado del poder, el dinero y la tiranía. ¿Para que sirve tanta fe cuando se actúa precisamente contra ella? Se llama hipocresía, aunque tengo más adjetivos muchísimos más duros para definirla.
El General necesitaba de esa Iglesia, y ésta última necesitaba de la protección del General, amparada sobre la sangre derramada, el crimen. Y mírenla, ahí sigue tan altruista, con un pasado tan oscuro como su fe.
Ahora, de nuevo se une al mismo perro de siempre; al fascismo vestido de demócrata que derrama intolerancia y fanatismo antilibertad.
Ay Cristo de Nazareth, ¿quien te ha visto, quien te ve?

3 comentarios:

A las viernes, 20 enero, 2006 , Blogger Chiringui (Trepanador) ha dicho...

Cierto como que el cielo es azul

 
A las sábado, 21 enero, 2006 , Blogger Pedro ha dicho...

Hola, y tú, siendo mujer que quizás conocieras la dictadura sabrás que el papel de la fémina era la de ser sirviente esposa del marido. Algo que apoyaba la iglesia..por cierto..por culpa de ese tal Pablo que llaman santo...

 
A las lunes, 30 enero, 2006 , Blogger Alulim ha dicho...

"Y las mujeres cállense en las asambleas..."

Con esto complemento lo dicho por Pedro (el blogger, no el ¿apóstol?).

Si les metes el dedo pues... al final acaban dándole la razón a ¿San? Pablo. Esta gente tiene sus ideas muy profundas y arraigadas, solo que las disfrazan y maquillan en las democracias. Pero si les insistes y les picas, terminan reconociendo que siguen teniendo un papel muy especial para la mujer.

Ojalá pudiésemos ponerlos a todos frente a una cámara, en horario de máxima audiencia, y picarlos hasta hacerlos despotricar.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal