11 feb. 2006

Que me chocaaa ¡¡


Artículo 525.1 del Código Penal:
"Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”.

En este pasado año, el gobierno de Jose Luis Rodríguez Zapatero aprobó con el apoyo de la mayoría de la Cámara Baja, la ley que permite el matrimonio entre dos personas del mismo sexo. Un hito en la historia de este país. Algo que no critico y que personalmente apoyo pues es un paso más para un auténtico sistema de libertades.
Tenemos una Ley de Educación, donde se enterró el fantasma franquista de una religión obligatoria.
Actualmente viene al pelo el tema de las viñetas sobre el profeta Mohamed en Dinamarca en un diario ultra-cristiano y conservador. Aparte de no entrar en esa polémica "a saco", sólo deseo poner una pregunta al aire: ¿ Debe Occidente acotar su libertad de expresión por que una determinada religión así lo desee?
Pero vuelvo aquí, a nuestro pais. Como decía, parece que avanzamos a una sociedad más libre. Pero sin embargo tenemos un Código Penal donde precisamente esa libertad de expresión está cohartada.
A mí me puede molestar, de hecho lo hace, que se crea en un dios Bíblico ¿ y tengo que respetar lo que ellos crean sin poder criticarlo? Da que pensar que el artículo 525.1 se quedó suspendido en los años más negros y trágicos de la historia reciente española, la del criminal Franco.
Por eso, y desde este modesto rinconcito, le pediría al Ejecutivo que siga con una política de fomento de las libertades y que no se deje cohartar por ningún grupo religioso-político.

6 comentarios:

A las sábado, 11 febrero, 2006 , Anonymous Anónimo ha dicho...

No confunda la libertad de expresion con estas cosas. Uno no puede ofender a quien quiera y como quiera amparandose en la libertad de expresion. Si yo difamo sobre usted amparandome en la libertad de expresion, la ley deberia perseguirme por tal acto. La religion pertenece a la esfera de lo personal y como tal ha de tratarse. Si a usted le molesta la gente que cree en un dios biblico, pues permita que le diga que es un intolerante. A mi no me molestan los creyentes ni los ateos. Puedo compartir o no sus ideas, pero eso no da derecho a nadie a mofarse de ello.
Usted no se diferencia en nada de los fundamentalistas creyentes. Ellos no admiten que los demas no crean. Usted no admite que los demas crean.

 
A las domingo, 12 febrero, 2006 , Blogger Pedro ha dicho...

Usted lo ha dicho, difamar, no opinar sobre una religión determinada.
Yo no puedo decir "todos los católicos son unos hijos de puta" pues estoy insultando, difamando.
Pero lo que sí se puede y debería ser así, es poder opinar sin miedo a ser detenido y encarcelado - como dice esa ley - cosa que critico.
Usted me llama fundamentalista y mire por donde no le voy a poner una bomba ni ninguna denuncia. ¿Quizás por que no sea muy intolerante?
Por cierto, no admito que crean no es justo. Me molesta, sí. De ahí a no admitir...

 
A las domingo, 12 febrero, 2006 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Entoces, amigo, no debe de temer nada. Lea bien el artículo. Cada uno puede opinar lo que quiera, sobre la religión que quiera. Lo que no se puede es "ofender los sentimientos" haciendo escarnio de sus dogmas o vejandolos. Usted puede decir que Cristo no es Dios. Siempre sin ofender ni vejar a nadie.

 
A las lunes, 13 febrero, 2006 , Blogger Pedro ha dicho...

Hola colega,
Entonces, y con este Código Civil ¿puedo llamar -criminal- al dios del AT sin miedo a no ofender a los que creen en él?
¿O llamar fascista y asqueorosa a la iglesia católica española por haber apoyado la dictadura de Franco sin que se ofendan sus fieles?
Porque ahí es donde quiero llegar, si tenemos que callarnos aquellos a los cuales la iglesia dió el chivatazo a las autoridades locales de mi localidad de que mi abuelo era "rojo" y lo fusilaran. O no poder llamar -asesinos- a los Testigos de Jehová que prefieren dejar morir a un ser querido antes de hacerle una trasfusión de sangre.
Es una libertad lo que busco, no un "cállate".
Saludos amigo.

 
A las lunes, 13 febrero, 2006 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola,
¿Ve como puede hacerlo? Acaba de hacerlo. Nadie le llevara a la carcel. Aunque ha insultado. Si usa adjetivos como "asquerosos, asesinos, fascistas..." entonces usted estara ofendiendo ademas de ser poco objetivo. Si quiere convencer a la gente, no creo que necesite usar adjetivos. Presente los hechos y cada cual que se forme la opinion que quiera. Si busca la verdad, ese es el camino. Yo opino libremente sin necesidad de insultar. Eso me hace tan libre como a usted. Si prefiere el insulto, es su eleccion, pero ya le digo, eso le resta credibilidad. Si piensa que negarse a una transfusion de sangre es moralmente reprobable, digalo. Llamar asesinos a quien lo pone en practica no es razonable (piense, vera como una cosa no conlleva la otra). Encontrara la libertad que busca sin coartar la libertad de los demas (ni sus ideas).
Animo con el blog.
Saludos.

 
A las miércoles, 15 febrero, 2006 , Blogger Pedro ha dicho...

Creo que eres más majo que lo que imaginé en un principio.
Gracias

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal