27 mar. 2006

Quisiera creer

Quisiera ser crédulo y tener la esperanza de volver a ver, palpar y gozar de la presencia de mi madre y del resto de mis seres queridos.
Y quisiera imaginar que esto sucederá, de tomarla de la mano y pasear por verdes valles; alzar la cabeza y disfrutar de un inmenso azul celestial. De escuchar la melodía de las aves del Paraíso mientras vuelvo la mirada atrás y observo el verdadero amor, fatuo, eterno, en los rostros de las almas allá reunidas.
Quisiera decirles cuanto les eché de menos y que ahora jamás nos separaremos. Y que un Dios, padre y cariñoso velará por ello.
Yo también quisiera creer en la inmortalidad del alma; que después de dormir en la muerte, una mejor vida me espera. Que soñar es lo más parecido a la nueva vida. Y que la nueva vida debería estar en ésta.
Cuanto quisiera ser crédulo.
Intento recordar si antes de nacer ya existía algún recuerdo. Y no lo consigo, pienso que la existencia empieza en el momento que los recuerdos aparecen. Y no recuerdo nada.
Sentiría terror al imaginar que, después de la muerte no existan los recuerdos. Pero no siento terror; me invade la tristeza. No recordaré nada. Y lo peor de todo, no volveré a disfrutar de mis seres queridos porque dejaron de recordar.
Vivo los recuerdos y he de conformarme con ello.
Si no hay vida, no hay recuerdos.

3 comentarios:

A las lunes, 27 marzo, 2006 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Pedro,
Por eso el hombre es precisamente un ser religioso: por que es trascendente. De alguna manera la religiosidad le hace al hombre enfrentarse (o temer, segun se vea) a la muerte.
Saludos.

 
A las lunes, 27 marzo, 2006 , Blogger Pedro ha dicho...

Hola.
Pero eso parece estar cambiando.
Con la cultura y la información, creo que esa religiosidad ante la vida se va diluyendo.
El índice de crédulos va decreciendo. Para mí eso es una buena noticia.
Buen día.

 
A las jueves, 01 junio, 2006 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Ya lo dijo Séneca a Lucilio en sus famosas Cartas: "¿Acaso no te parecería el colmo de la necedad llorar por no haber vivido hace mil años? Pues igualmente necio es quien llora porque no vivirá dentro de mil años"(Carta LXXVII).

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal