18 abr. 2006

Mentecatos y mantecados


Mentecatos de la ciencia, Himbestigadores Onrados, Mundo misterioso, La llave del conocimiento; ¿por que tanta insistencia contra el escepticismo? ¿Acaso no os da igual que sigamos batallando contra los charlatanes de siempre: USTEDES? Porque me da que alguien honrado verdaderamente tiene sus creencias- basadas en su fe o su ignorancia- pero a la vez pueden reconocer que todo está basado en una delgada línea que va más allá de la comprobación científica.
Pero ustedes tienen otra cosa que defender, y no es precisamente la honradez que cité arriba; defendéis seguir vendiendo la misma basura de siempre; misterios que sólo lo son para cuatro vividores de revistas estercoleras, cuyo cimiento es la desinformación y manipulación. Para esa parte social escasa de cultura y de tradiciones anquilosadas que se asustan de ver un pobre gato negro y se niegan cruzar por debajo de una escalera. Por que no te pille el sacamantecas. Para esos estúpidos que buscan griales por las Galias y esperan alineamientos celestes para una nueva era. Para esos pobrecitos que no desean superar sus miedos y toman la parapsicología como libro de fe en su carencia de razocinio. Para los imbéciles que propagan la ayuda extraterrestre para la evolución de la humanidad y su posible socorro en caso de contienda mundial...
Para esos mentecatos de la estúpida paraciencia, indoctos periodiotas o periembusteros perversores de la información.
Para esos que poseen la llave del cancelón del coñocimiento nato; ese coñocimiento ñoño que doblan las noticias como el Geller las cucharas.
Sigan contra el escepticismo que os ataca, pero nos es necesario hacer la luz ante la sociedad y alumbrar con linternas a esos que merodean en la oscuridad de vuestras mentiras.
Por fortuna seguís siendo los charlatanes de siempre. Y se os conoce.
¿Enigmas? Si que los hay, pero no vendáis lo que no lo son.
Languidece mi alma ante tanto idiota no que coma de las mentiras, sino que les den de comer a los mentirosos. Ahora atacad a los Blogs que os sacan de quicio y os hacen señalar con el dedo.

15 abr. 2006

Las víctimas del misterio

Cualquier persona razonable pensaría al leer este título que se trata de los creyentes, de los que compran libros, de los que buscan solución a sus problemas, etc. Sin ninguna duda son víctimas, pero no vamos a hablar de ellos ahora.

En el mundo del misterio hay otras “víctimas”: los vendedores de misterios y mentiras. Son víctimas de gente malvada que les descubre sus fraudes, que les deja en evidencia y que muestra al mundo (por si alguien quiere verlo) todas las falacias y engaños que se esconden detrás de estos personajes.

Si uno de estos sujetos se le ocurre decir, pongamos por caso, que el Gelocatil es peligrosísimo para el hígado y que las farmacéuticas lo saben y no se molestan en informar de ello en los prospectos de las pastillas, uno no puede decirles que mienten.

Es cierto que el gelocatil, por tener como componente el paracetamol, puede ser muy peligroso si se toma en unas dosis elevadas (como casi cualquier otro medicamento, por no decir todos). De hecho en el prospecto indica claramente “No tomar más dosis de las recomendadas”. Además, en el propio prospecto señala claramente, junto a otra larga lista de advertencias y contraindicaciones (copio textual):

No tome Gelocatil 650 mg comprimidos:
- Si ha experimentado alguna reacción alérgica al paracetamol o a algún otro componente de Gelocatil 650 mg comprimidos.
- Si padece alguna enfermedad en el hígado


Bien, pues si usted se atreve a mencionar esto estará favoreciendo el nacimiento de una nueva “víctima”. Y ya no le cuento lo que pasaría si además le da datos exactos y reales, realizados por verdaderos investigadores y científicos. En este caso, usted pasaría a ser una persona non-grata que sólo sabe insultar y ofender. Luego vendrán las acusaciones de racismo, xenofobia, sexismo y un largo etc, pero no lo olvide ellos son las víctimas y no usted.

A partir de ese momento, además, usted dejará de ser una persona individual, pasará a ser parte del “vosotros”, y será uno más de esos malvados escépticos que forman parte de un ente abstracto y terrible cuya existencia sólo se justifica para “dañar y calumniar” a personas ¿honradas? que sólo quieren vivir de su ¿trabajo? y mostrar al mundo sus grandes ¿investigaciones?.

Una colaboradora

7 abr. 2006

En el nombre de Dios


En el nombre de Dios pido, que sean eliminados los intrusos en ésta mi fe.
En el nombre de Dios he quemado corazones humanos en miles de hogueras purificadoras.
En el nombre de Dios he arrasado pueblos y con una sanguinaria espada cambiaron su fe.
En el nombre de Dios he manipulado la historia y los evangelios
En el nombre del Altísimo me he acostado con el poder y he oprimido al pueblo; bebí de su vino y me emborraché de sus vicios mundanos, como zorra puta de Babilonia, ahora en Roma, como la gran ramera.
En el nombre de Cristo me puse al lado del dictador y ayudé a exterminar almas humanas.
En el nombre de Dios abusé de niños, enfermos y mujeres desesperadas.
En el nombre del Todopoderoso recomiendo que desestiméis el progreso y volváis a la pureza santificada de la dorada Edad Media.
En el nombre de Dios ayudaré a cambio de reconversión a mi fe.
En el nombre de Dios sentiré impunidad a pesar de mis crímenes.
En el nombre de Dios pecaré y me perdonaré, volveré a pecar y me perdonaré hasta el infinito.

En el nombre del hombre yo te pido, ramera y corrupta, arrastres la inmoralidad por los bajunos suelos, cual serpiente asesina, y no levantes tus venenosos colmillos.