6 jul. 2006

Ali Baba y la SGAE


Voy a tomarme otra aspirina. No se ya cuantas llevo desde que el Congreso aprobara la LPI. Y es que cada vez que pienso en la SGAE, y de cómo se frotarán las manos, una rabia me sube que temo perder el control y la medición de palabras.
Ya desde que me enteré que en su web, la palabra "Linux" estaba catalogada como malsonante, junto a otros términos como "hijo puta", "cabrón"..me vino mi odio y desprecio ante tal sociedad de "autores". Ahora, además de desprecio, siento repugnancia, asco hacia ellos.
Suelo comprar mis cds de Mike Oldfield originales, recién salidos del horno, por aquello de tenerlo en un lugar privilegiado de mi biblioteca musical. Al igual que hago con la música clásica.
Ahora bien, también compro cds vírgenes para quemar distribuciones del sistema operativo Linux, un vicio o hobby que poseo, esto de probar nuevas distros. A esta gentuz..gente de las SGAE les gritaría en sus hocicos:¡¡ Las distribuciones Linux son de licencia libre/gratuita¡¡ ¡¡Y una mierda os voy a pagar un canon, a vosotros, una sociedad privada con ánimo de lucro¡¡
Una de dos, o dejo de comprar medios digitales originales o me los bajo por P2P. Es una amenaza, por rebeldía.
Otra cosa, Izquierda Unida, el grupo político en el cual guardaba mis esperanzas, ha desaparecido de mi visión futura. Así es. No esperaba de ellos que dieran su voto a esa gentuz..gente de la SGAE.
Alí Babá, tienes las manos libres para atracar la libertad, para robar como buitres carroñeros.