18 nov. 2006

Y otra más de iglesia

Escueta entrada va a ser ésta. Escueta pero contundente.
Hoy ha saltado a los medios una crítica que ha hecho el personaje de la foto, acerca de una nueva asignatura de Educación, que tratará sobre tolerancia a aquellas diversas religiones. Como decía, semejante especimen acaba de llamar a la "desobediencia civil" en contra de ésta enseñanza.
Monseñor, váyase usted a la mierda. Osea, púdrase en el Valle de los Caídos, y ojalá con usted, cayeran toda esa bazofia que piensa y añora tiempos del "cara al sol". Vaya..vaya..¿por que no llamó a esa "desobediencia civil" contra el sangriento régimen franquista? Vaya..vaya, Monseñor, váyase a la mierda.
Firmado:
Un rojo ateo anticlerical.

10 nov. 2006

San Pablo y Marbella



Y dirán...¿que tiene que ver el apóstol con Marbella? Creo que poco, pero lo poco lo enlaza con un tema algo crispante.
Pablo era un caballero poco amigo del sexo femenino. Bueno..¡que digo un poco, era un misógino terrible¡
En verdad, no quiero profundizar en estos momentos la predilección viril del "santo", ni de sus ataques a la mujer, sino a la utilización hipócrita y embustera de su aborrecible hija (porque sí, Pablo es padre de la iglesia católica, no Jesús) en relación al matrimonio entre sus pastores- ¡Ay, pobres ovejitas descarriadas¡- y la mujer. Porque la iglesia, oficialmente se basa en el consejo de Pablo a los pastores, de ser célibes y no corromperse por culpa del demonio femenino..sic.
La verdad, es que me encanta gritar a todos los vientos, que ésto, es una puñetera mentira más de la santísima iglesia católica para enmascarar las auténticas razones de la prohibición del matrimonio entre curas y doñas. Sírvase un ejemplo:
Hace cientos de años, la iglesia era dueña absoluta de un gran imperio (aún lo es, pero algo menos) y propietaria de inmensos territorios. Abadías, valles, poblados y casas..muchas casas. Ahora imaginen a un pastor que quiere casarse con una moza. Lo hace y tienen hijos...¿Vamos a perder la casa porque pase la propiedad a su descendencia? Pensaba el Vaticano...¡y una mierda¡ ¡Prohibido el matrimonio¡ Da igual que abusen de las mujeres, que tengan hijos no reconocidos, que se acuesten con niños y niñas y les violen inefablemente, que se vayan de putas o maricas, ¡pero matrimonio no¡¡La propiedad nos pertenece¡
Ay ay ay, Pablo de Tarso, ¿Que tal una propiedad en Marbella junto a la "Jet Set"?. Te juro que no habrán diablesas féminas que ensucien tu cara.
Ay ay ay, Vaticano, a tomar por culo la moralidad, que lo que importa es la plata, mucho más que el abuso sexual y no sexual, el atropello, y la corrupción. Importa el poder, el dinero y la filiación al movimiento fascista que nos dé coba.